CIUDAD DE COLUMNAS

 

Las ciudades con columnas, atrapan.

image

Soportales abiertos y cerrados al mundo. Amplios y escuetos de luz, de cobijo. Territorios de andares y de andanzas.

image

Poemas arquitectónicos que dejan sentir el paso del tiempo mientras alejan ruidos y mundos.

image

Es fácil escribir poemas bajo sus arcos, templar las palabras, tentar el verso. Dibujar frases que acallan el eco de las bóvedas. De la mano de su sombra hilvanar historias, personajes, fábulas y sorprenderte como habitante de universos que rozan el sueño.

image

Oníricas formas.

image

Terroríficas sombras.

image

Inquietos pasillos que extienden calles, atraviesan vientos y plazas.

image

La Habana, nombrada “ciudad de columnas” por Carpentier, en el recuerdo, marcando mis pasos cautos indagando Bolonia, trazando un viaje en el tiempo.

image

Hace años, un primer viaje, un primer amor, caminando los trenes y las ciudades de Italia.

image

Hace años, Florencia, una beca, un verano de clases, de noches y estrellas en rincones de Italia. El recuerdo, cerca. El recuerdo, bálsamo, mientras los pies acarician los suelos de esta recién conocida ciudad de columnas.

image

Querré volver a Bolonia, a esta Italia que regresa de otros tiempos, caminar sus columnas imaginando mundos, recordando versos, iluminando historias.

Y en el descanso, desde una ventana, mirar las columnas y el tiempo.

image

Bella Bolonia, nueva ciudad de columnas.

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s