UN BOCATA FRENTE AL MAR

Difícil describir la luminosidad del cielo de Málaga unos días atrás. Asuntos familiares me llevaron allí en un viaje corto pero intenso.

Uno de los días realicé un paréntesis en las tareas pendientes y me fui al mar. Aquella costa, repleta en verano, recibía con playas inmensas y casi desiertas a los escasos paseantes de este recién iniciado enero. La playa era nuestra, de un puñado de personas. La vista se perdía en la inmensidad del mar y en una orilla plena de arena y de espacio, como nunca es posible ver cuando el calor aprieta.

La vida está compuesta de momentos. Muchos vienen dados, son resultado de obligaciones y decisiones tomadas hace tiempo, aunque podemos variar nuestra actitud y la decisión vivirlos del mejor modo posible para nosotros y para el resto del mundo. Otros son elegidos, nuestras opciones de tiempo libre. Dentro de este grupo se encuadran actividades que ya sabemos por la experiencia que nos son muy placenteras.

La arena no quemaba como en el verano. Me senté en la arena sintiéndome parte de aquel paisaje en el que la persona más cercana estaba a cincuenta metros. Abrí mi bolso y extraje de él un paquete que abrí. Contenía un bocadillo.

No es una experiencia muy sibarita, pero para mi es un placer sentarme frente al mar y comer tranquilamente un bocadillo degustando a la vez el paisaje inigualable del mar y su sabor. No concibo  plato elaborado que pueda igualar esta experiencia.

Vivimos tiempos extraños en los que los valores, las formas de vida, la estabilidad, y tantas otras cosas parecen estar en el aire. En el futuro cercano, según parece, tendremos que ser funambulistas, caminar en la cuerda floja y sortear lo que venga.

En medio de la incertidumbre cada cual debe buscar momentos para estar consigo mismo, con los demás. Y “tomar un bocata frente al mar“ (cada cual que sustituya esta actividad por la que considere conveniente).

Ya lo decía Kavafis en su Ítaca y lo han cantado muchos más, lo importante es el viaje. El camino. Solo tenemos posibilidad de vivirlo una vez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s