AZUL

El azul se confunde. A veces parece verde azulado. En ocasiones es un azul marino que verdea. Brillante. Inquieto.

En la línea del horizonte parece perderse el presente y juega a ocultarse el futuro.

Allá, en el otro lado, donde habitan misterio y zozobra.

Allá, donde juegan seres mitológicos con ballenas y peces de escamas coloreadas.

Allá, donde parecen desdibujados y extraños, quizás hasta de sí mismos, los que un día partieron a buscarse  un futuro en lugares insólitos.

Allá, donde los capitanes que no se llaman Acab  pelean con tripulaciones vencidas por distancias imposibles, piratas contemporáneos y aventuras dispares en puertos de los cinco continentes.

Es fácil imaginar cuando uno tiene tiempo para poder imaginar. Cuando el verano aprieta, pero desparrama con lentitud horas y minutos y la línea del horizonte se ve desde una playa tranquila. Y el azul  se te mete dentro y, después de encarnizadas batallas, vence a la pereza y la zanganería.

¿Quién puede no imaginar con las pupilas y las entrañas llenas de este azul intenso?

Con los pies en el agua y la mirada muy lejos, tan lejos… Perdida en un lugar indeterminado en el que el azul tiende al verde o, mas allá, en el lugar en que el horizonte se convierte en azul intenso.

 Azul.

Mar.

2 comentarios en “AZUL

  1. ¿Y cuando el azul se vuelve grisáceo? Entonces me resulta aún más sugerente, oscuro, arisco, peligroso… ¿Qué monstruos habitan el océano gris?

    No en vacaciones, claro.

    Disfrútalas.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s