BÓSFORO

El barco avanza entre dos continentes y las orillas van deslizándose sobre la memoria de la historia. Somos lo que otros han sido. Repetimos caminos explorados por generaciones y generaciones. Desde la cubierta de la embarcación parecemos vivir tiempos pasados recreados en las fachadas de las casas, en el perfil de suaves colinas que parecen querer avanzar hacia el agua. Y el gris del cielo tiñe todo de un color indefinido. El agua, la historia, la vida. Bósforo.

Un comentario en “BÓSFORO

  1. He empezado a leer tu blog por el principio, así que ahora estoy aquí, en Bósforo; ya llegaré a “Positivo” a su tiempo. Cuando visito una ciudad, casi nunca veo nada importante. Así que no quiero entremezclar las sensaciones de “confluencias” con otras imágenes; todo tiene su ritmo y su reposo.
    No puedo estar más de acuerdo con lo que escribes en esta entrada. ¿Recuerdas las líneas de Borges: “yo también hablo del uno, del único, del que siempre está solo”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s